La Piedra Natural en Construcción para el Desarrollo


La Piedra se ha utilizado como Material de Construcción desde la era prehistórica  utilizándose para construir edificios, templos, obras públicas, iglesias… 

 La utilización de la piedra natural en construcciones es tradicional en sitios donde la presencia de piedra es abundante debido a su durabilidad. A la hora de seleccionar un material, se tienen en cuenta el coste, el diseño el valor ornamental y su durabilidad.

Es un producto con mucho simbolismo, que  tiene una alta belleza y una gran cantidad de aplicaciones gracias a las distintas  variedades existentes de piedras y a sus características como la durabilidad y eficiencia.
En este artículo vamos a analizar todo lo que debes saber acerca de la piedra natural como material de construcción  en el marco de la Cooperación al Desarrollo.

¿Qué es la piedra natural como material de construcción?

La piedra natural, es un material muy resistente y duradero, que tradicionalmente ha sido uno de los principales materiales empleados para la construcción y ejecución de los distintos elementos que componen las edificaciones.

Tiene unos reducidos costes de mantenimiento, además de ser sostenible, todo esto  debido a sus características y a su poco deterioro con el paso del tiempo, pero  ha perdido importancia debido al Cemento y Acero ya que su construcción tiene mucho más tiempo de ejecución.

En cambio  se puede ver su presencia, y su utilización en países no ricos por su gran calidad. En la India se utiliza como Solados, y como Muros o paredes de edificios, etc.

Hoy en día en espacios rústicos donde la presencia de piedra existe, también se utilizan los muros de piedra seca por su pequeño impacto en el  medio ambiente y la gran durabilidad en el tiempo  que tiene, es una técnica que se puede aplicar en diferentes países en vías de desarrollo.

Una vez hemos visto que son las piedras naturales en el contexto de la construcción vamos a analizar más profundamente sus tipos, ventajas, usos y aplicaciones.

¿Qué tipos de piedras naturales  se utilizan para la construcción?

Las piedras naturales se pueden clasificar de acuerdo con la normativa europea vigente desde dos perspectivas: la clasificación científica o petrográfica y la clasificación o denominación comercial.

La identificación científica o petrográfica establece grupos de clasificación con particularidades comunes, tanto físicas como químicas, para servir de base no solo a la denominación comercial, sino también al establecimiento de criterios previos de evaluación sobre el comportamiento de la roca en las diferentes aplicaciones.

Por otro lado, la denominación comercial la define el fabricante según la estrategia de marketing que considere más oportuna para su producto.

Identificación científica

  • Arenisca: Roca de origen sedimentario constituida por arenas de cuarzo, feldespatos, etc., unidas a través de un cemento de composición variable.

Después de las lutitas es la roca sedimentaria más común de la tierra

  • Caliza:  Roca de origen sedimentario compuesta por cristales de carbonato cálcico pero menos cristalina que el mármol.

Forman parte de lo que se conocen como rocas carbonáticas y su forma más común son los sillares o las placas de recubrimiento.

  • Granito: Roca magmática con mucha resistencia a la compresión y al desgaste por abrasión, así como un excelente comportamiento medioambiental.

Su uso más común son los recubrimientos aunque también puede utilizarse en cimentaciones, excavaciones, embalses… 

  • Mármol: roca carbonatada, metamórfica, hecha de cristales de calcita o dolomita, con textura compacta y cristalina, apta para un buen pulimento. Muestra gran resistencia a flexión y compresión pero una menor al desgaste por abrasión.
  • Piedra: Hace referencia a cualquier material de origen natural caracterizado por una elevada consistencia que es utilizada en la construcción.

Las piedras empleadas en la construcción son la maciza, perdida, piconada y tosca.

Su uso más común son los muros de carga, los arcos y bóvedas y  las cimentaciones .

  • Cuarcita: roca metamórfica hecha a partir de cristales de cuarzo. Tiene muy buena resistencia al desgaste por abrasión.
  • Pizarra: roca de origen metamórfico formada a partir de sedimentos arcillosos. Tiene una muy elevada resistencia a la flexión, aunque algunas variedades pueden presentar riesgo de lajado.
  • Basalto: El basalto es una roca ígnea de color oscuro, de composición máfica rica en silicatos de magnesio y hierro, es una de las rocas más abundantes en la corteza terrestre.

Su uso más común es el refuerzo de estructuras de hormigón.

¿Qué usos tiene la piedra natural en la construcción?

La utilización de la piedra depende de varios factores,  de la naturaleza del trabajo, del tipo de estructura en la cual se va a utilizar, de la disponibilidad y del coste del transporte. 

Se pueden distinguir diferentes aplicaciones como:

  • Cimentaciones y Paredes: Piedras de canteras, partidas y cortados mediante sierras se utilizan para fabricar estructuras debajo de los edificios. Las piedras partidas y cortadas como calizas, areniscas, dolomitas y volcánicos se utilizan para paredes, pilares, etc.
  • Fachadas y Elementos Arquitectónicos: piedras que se pulen fácilmente y gustosa textura.
  • Elementos de Edificios: escaleras, descansillos, parapetos, etc. son fabricados de granito, mármol, caliza etc. Las losas y piedras para los dinteles de puertas y ventanas, cornisas son hechos con las mismas losas que la fachada.
  • Estructuras Subterráneas y Puentes: se realizan a través de rocas de ignición y sedimentación. Los túneles y puentes se hacen con granito, diorita, garbo y basalto. Las piedras vistas y de fachada para túneles y puentes son hechas con piedras con surcos y acabados ondulados.
  • Elementos con Resistencia al Calor y Químicamente Resistentes:

Si estamos trabajando con altas temperaturas tienen que hacerse con basalto, andesita y tuff .

Los elementos de los edificios para protegerse contra los ácidos, utilizan una losa de granito o piedras silíceas.

Los calizos, dolomíticos, mármol y magnesita tienen una excelente resistencia a los alcalinos.

¿Qué características tiene que tener la piedra natural para construir?

Para la adecuada utilización de la piedra se han de conocer algunas de sus Propiedades Básicas tales como: la apariencia, estructuras, resistencia, peso, dureza, tenacidad, porosidad y absorción (un parámetro de gran influencia en la durabilidad), erosión, trabajabilidad, Resistencia al fuego, densidad, conductividad térmica.

Las propiedades que deben tener las piedras son:

  • Apariencia: para trabajos de fachada (piedra vista), debe de tener una textura adecuada y compacta. El color claro es mejor ya que dura más.
  • Estructura: La piedra partida no debe tener un color apagado y debe tener una textura libre de cavidades, fisuras, y libre de material blando. 
  • Resistencia: La piedra tiene que ser fuerte y tener durabilidad, ademas de aguantar el paso del tiempo. La resistencia a la compresión de las piedras de los edificios oscila entre 60 y 200 N/m2.
  • Peso: Es el que nos indica  la porosidad y densidad. Para dar estabilidad a una estructura como un barco, represa, etc… se necesitan piedras más densas, pero  en la construcción de cúpulas, arcos, etc… no se necesitan tan densas.
  • Dureza: Esta propiedad es primordial para suelos,, carril (pista) de puentes, etc. Se determina por la escala de Mohs.
  • Tenacidad: La resistencia frente a los impactos que tiene una piedra.
  • Porosidad y absorción: La porosidad depende de componentes minerales, tiempo de enfriamiento y forma estructural. Cuando se congela el agua absorbida en una piedra porosa, esta se desintegra o se le ocasionan fisuras internas ya que aumenta su volumen.

La capacidad de absorción que admiten algunas piedras vienen determinadas en la siguiente tabla:

NúmeroTipo de PiedraAbsorción de Agua (%)
1Arenisca10
2Caliza10
3Granito1
4Trap6
5Esquisto10
6Gneis1
7Pizarra1
8Cuarcita3
  • Erosión: Tienen que tener una gran resistencia a la erosión.
  • Trabajabilidad: Ha de ser económicamente viable a cortar, darle la forma y tamaño adecuado.
  • Resistencia al fuego: Las piedras no deben tener carbonato cálcico, ni óxidos de hierro, ni minerales con expansión térmica. Las rocas de ignición presentan desintegración debido al cuarzo el cual se desintegra en pequeñas partículas a temperaturas de 575 ºC. La caliza, sin embargo, puede resistir temperaturas un poco más elevadas: alrededor de 800 ºC se desintegra.
  • Densidad: la densidad de todas las piedras es de 2.3 a 2.5 Kg/dm3.
  • Movimiento térmico: pueden causar problemas por ejemplo en uniones cuando aparece la lluvia. 

En los ensayos se destaca la densidad, la absorción de agua, la resistencia al frío extremo, la resistencia al ambiente y la resistencia a compresión que se debe definir para eludir el deterioro de la piedra y aumentar su durabilidad.

Deterioro y Durabilidad Deterioro de la Piedra

  • Lluvia: La lluvia afecta tanto físicamente como químicamente a la piedra. La acción física es debido a la erosión y capacidad de transporte de la descomposición, oxidación e hidratación de los minerales presentes en la piedra.
  • Heladas: el agua interna de las piedras se congela y al expandirse produce fisuración.
  • Viento: El arrastre de partículas sólidas produce abrasión.
  • Cambio de temperaturas: Si las rocas están producidas con minerales de diferentes coeficientes lineales de expansión, puede ocurrir un deterioro.
  • Vegetales: los materiales orgánicos e inorgánicos en contacto con humedad o agua de lluvia puede producir el comienzo de un proceso bacteriológico, lo que produce una descomposición.
  • Descomposición Mutuo: la utilización de diferentes tipos de piedras a la vez, produce la descomposición mutua. Por ejemplo, la arenisca se utiliza bajo la caliza, el agua de lluvia que cae sobre la caliza es arrastrada a la arenisca y se descompone.
  • Agentes Químicos: los hongos y ácidos que existen en la tierra destruyen la piedra.

Lichens: Destruye la piedra caliza, sin embargo protege el resto de las piedras.

Durabilidad de la Piedra

Las piedras que tienen una alta absorción de agua no se deben utilizar, o estar expuestas a cambios bruscos de temperatura. La piedra porosa es menos durable que la piedra densa. Las piedras con poros torcidos son más dañinas que los que tienen la misma porosidad con los poros rectos.

La pirita, magnetita y el óxido de hierro carbonatado causan decoloración de las piedras en las cuales están presentes

¿Qué ventajas tiene construir con piedra natural?

Las características de la piedra natural tienen grandes ventajas que favorecen  una construcción sostenible y versátil, pudiendo emplearse tanto en cimentaciones como en fachadas y recubrimiento de paredes.

Entre ellas encontramos:

  •  Excelentes propiedades físicas: la gran resistencia a la flexión de la piedra, lo convierte en un material de construcción firme y consistente. Al igual que en la resistencia a los anclajes, lo que para la durabilidad de un aplacado sometido a esfuerzos importantes resulta primordial.
  • No es inflamable: la piedra natural es A1 de reacción al fuego lo que hace que el material sea no combustible. En caso de incendio, la piedra natural no produce sustancias nocivas para la salud.
  • Excelentes características intrínsecas: la piedra es casi el único material de construcción que se coloca tal como sale de la naturaleza sin cambios químicos, de estructura o composición. 
  • Diversidad de texturas y rugosidades: conseguidas a través de los numerosos acabados superficiales que afectan  al resultado estético de la fachada.
  • Sostenibilidad: el proceso de transformación de la piedra conlleva un consumo energético más reducido que otros materiales como la cerámica o el hormigón. Tiene la gran ventaja de poseer una gran capacidad de reutilización.
  • Bajo coste de mantenimiento si tenemos en cuenta los costes totales de un material de construcción a lo largo de una larga vida útil, la piedra natural no es más cara que otros materiales. Los costes de inversión se amortizan debido a los pocos costes de mantenimiento y de su larga vida útil.
  • Posibilidad de grandes formatos: igual que algunos otros materiales utilizados para fachadas, la piedra puede ofrecer formatos de grandes dimensiones.

Variedad de tramas y cromatismos: se obtienen una gran variedad de tamaños, formas y tratamientos superficiales, gracias a un desarrollo tecnológico, que hace que los prescriptores dispongan de una oferta prácticamente ilimitada de productos con los que adaptarse a cualquier tipo de ambiente.

Preservación de la piedra

La piedra se debe de trabajar en seco con la ayuda de un soplete, y entonces se le aplica en la superficie un revestimiento de parafina, aceite, pintura clara, etc. Este revestimiento es temporal y no permanente.

La estructura de piedra tiene que limpiarse para estar en buenas condiciones de uso. Una buena forma de preservar la piedra es limpiarla con una solución de silicato sódico o potásico y una vez seco, debe aplicarse la solución CaCl2. A estas dos soluciones se le llama líquido de Szerelmi.

¿Qué es la selección de la piedra?

La condición de elección es el coste, diseño, valor ornamental y la durabilidad. En el caso de su elección el coste es en general la condición más importante. El trabajo que requiere la piedra en tallarlo etc. es más costoso que el valor de la piedra en sí.

Los trabajos que se han de realizar son:

  • Corte: Se realiza a pie de cantera para evitar bloques excesivamente grandes y de difícil transporte. (Con sierras de dientes en las rocas blandas y helicoidales en las duras.
  • Desbaste: Para dar a las piezas unas dimensiones aproximadas a su perfil definitivo, se procede al desbaste, debido a su irregularidad.
  • Acabado: consiste en dar a la piedra las medidas exactas y el aspecto exterior deseado antes de su colocación en obra.
  • Talla: Le da un aspecto exterior totalmente acabado. Mediante punteros o dosis de pulir.

Es muy importante elegir la piedra sabiendo el ambiente que estará expuesto. Se ha de tener claro la clasificación de las piedras y sus propiedades.

¿ Qué aplicaciones tiene la piedra natural en construcción?

Adoptan la denominación del tipo de pieza utilizada en su realización.

Dividimos esta aplicación en cuatro tipos distintos, según la función a cumplir en una obra:

  • Fábricas (elementos que aguantan cargas)
  • Pavimentos (suelos tanto interiores como exteriores)
  • Cubiertas

Aplacados (revestimientos verticales en paramentos exteriores, cuya misión es de protección a los agentes atmosféricos).

1. Fábricas de Piedra

Las fábricas de piedra, son los elementos constructivos realizados con piezas aparejadas en seco o con mortero y que resisten mecánicamente a Compresión (muros, pilares, arcos, bóvedas,…) Se realizan con Piedra, Ladrillos, bloques… limitándose en este apartado al estudio de la piedra, actualmente en desuso, pero de importancia fundamental en las historia de la construcción

Morfología

  • Mampuesto: Piedra sin labrar y labrada de forma tosca solo a una cara y manejable a mano. Se utiliza para la realización de muros procurando que encajen entre ellos o rellenando los huecos con piedra pequeña o ripios.
  • Sillarejo: Son piedras labradas a esquina viva, de forma más o menos paralelepípeda, regularmente trabajadas y manejables a mano. Se disponen en obra en aparejos de igual altura. 
  • Piedras muy trabajadas: normalmente de forma paralelepípeda aunque pueden adoptar otras muy diversas según su disposición en obra (cilíndrica, hexagonal,…) Su manejo no puede realizarse a mano debiendo utilizarse medios mecánicos como grúas para su manipulación y colocación.

Su cara vista se llama paramento, los laterales juntas, la superior sobre lecha y la inferior lecho. Su volumen es variable pero superior a los 50 dm3 y sus dimensiones a los 40 cm en dos de ellas como mínimo.

Exigencias

  • Físicas: Cierta dureza pero fácil labra, adherencia a morteros, no ser heladizas.
  • Mecánicas: Resistir a compresión superior a 500 Kg / cm 2
  • Químicas: Resistir agentes atmosféricos.

Materiales

  • Calizas y tobas compactas: Dan buena labra y resistencia mecánica. Débiles químicamente
  • Areniscas: Buena adherencia al mortero. Las de alta porosidad son heladizas. Buena labra.
  • Silíceas: Gran resistencia química. Duras y poco adherentes a morteros.

Tipos de fábricas

  • Mampostería: Muros compuestos por piedra de diferentes tamaños, en general pequeñas, colocadas de forma que se rellenen los huecos. Pueden ser en seco o con mortero de unión. Existen una serie de reglas constructivas que garantizan la correcta ejecución de la obra, destacando por la importancia en el comportamiento del material los siguientes:
    • En mampostería usar varios tamaños de piedra, sin rellenar huecos con mortero (usar ripios) y evitar que se toquen unas a otras pues no se transmiten las cargas correctamente en su superficie.
    • En general buscar la trabazón de las piezas, evitando juntas continuas que perjudican la resistencia del conjunto. En vertical se hace matando juntas y a lo ancho colocando llaves.
    • Si se colocan con mortero, se deben mojar las piezas pues mejora la adherencia al eliminar el polvo superficial.
    • Las rocas sedimentarias deben trabajar con cargas perpendiculares a sus estratos para evitar el deslajamiento.
    • Juntas: pueden realizarse de distintos tipos según el plano del muro: Rehundida enrasada o resaltada.

2. Pavimentos

Aplicación

  • Edificación: interiores y exteriores.
  • Urbano: peatones y tráfico rodado

Morfología

  • Losas o placas: piezas cortadas a la sierra. Espesor de 3 a 4 cm. Dimensiones de 30×30, 40×40, 40×60 cm. Superficie pulida o rugosa.
  • Peldaños: tabica a la vertical (15-20 cm de altura), huella a la horizontal (25-35 cm ancho). El largo aproximadamente 80-120 cm.
  • Bordillos: forma prismática ancho 10-20 cm, vertical 20-30 cm y largo variable sobre 60 cm.

Exigencias

  • Físicas: Superficie antideslizante (rugosa). Tener adherencia a los morteros. Muy baja porosidad y grano fino.
  • Mecánicas: Gran resistencia a la abrasión. Resistencia a la flexión.
  • Químicas: Resistencia a agentes atmosféricos y a los ácidos.

Materiales

  • Granitos: sobre todo cuarzos por su gran dureza y resistencia química.
  • Mármoles: Buenas por su compacidad, aunque más blandos y débiles químicamente.
  • Calizas cristalinas y todas: Admiten pulimiento.
  • Pizarra silíceas: Cumplen todas las exigencias.
  • Calizas: para bordillos y peldaños por su fácil labra. Débiles químicamente y algo blandas.
  • Basaltos: En adoquines. Gran dureza.

Tipos de Pavimentos

  • Pavimentos interiores: Losas colocadas a junta recta a trabajadas sobre mortero de agarre. Suelen ir pulimentadas para mayor resistencia química y belleza. Buen resultado en Mármoles, Tavertinos y Pizarras. Para mucho uso de Granitos.
  • Pavimentos urbanos: Superficie antideslizante. (El mármol trabaja mal, Granito bien)
    • Adoquines a junto recta sobre lecho de arena con aglomerante asfáltico para impermeabilizar. Buen asiento y durabilidad. Usar basalto y granitos.

3. Cubiertas

Poca aplicación por su excesivo peso, se realizan con piedras lajosas, fácilmente divisibles en losas finas, en concreto las pizarras.

Morfología

  • Losas o placas de reducido espesor, entre 4 y 6 mm. Y resto de dimensiones muy superiores, entre 200 y 600 mm. No deben ser muy grandes por su trabajo a flexión.

Exigencias

  • Físicas: Ligereza (baja densidad). Impermeabilidad (absorción de agua < 0,7%)
  • Mecánicas: Gran resistencia a flexión.
  • Química: Resistencia a agentes atmosféricos.

Materiales

Pizarras exfoliables, tanto bituminosas como las silíceas más duras.

Colocación

Las piezas se cortan en dimensiones uniformes, normalmente rectangulares, aunque se adopta también la forma de escama. Se realizan las perforaciones que permitan el cableado al soporte de madera. Para ello se utilizan ganchos de acero pintado o inoxidable. Las piezas se solapan entre sí, tanto lateralmente como en el plano de cubierta, comenzando por la parte inferior o alero.

¿Qué son los acabados y qué tipos de acabados hay?

El acabado superficial de una piedra se considera la piel de una fachada y, junto a su dimensión y variedad petrográfica, son sus señas de identidad.

Los acabados más comunes son:

  • Pulido 

Este tipo de acabado se basa en una superficie lisa sin poros que ofrece una mayor resistencia. Debido a su fuerte grado cristalino, se suele dedicar al mármol y al granito. A través de un sistema de abrasión realizado por máquinas pulidoras se obtiene un aspecto brillante en la piedra. Se aconseja su uso en pavimentos interiores y es muy común en encimeras de cocina.

  • Apomazado

Éste también se lleva a cabo mediante abrasión. Proporciona una superficie muy parecida al acabado pulido, aunque no tiene brillo.  Se suele aplicar en piedras compactas con una determinada dureza.

Se suele utilizar en pavimentos y revestimientos de interior y placas para fachadas en exteriores.

  • Abujardado

Este es uno de los acabados más habituales. La roca se golpea con un martillo o bujardas hasta dejar la superficie con un aspecto rugoso y homogéneo. Actualmente se suelen utilizar máquinas que trabajan automáticamente. Su uso más común es en pavimentos exteriores

  • Flameado

Este tipo de acabado consiste en aplicar altas temperaturas en la superficie de las rocas graníticas. Hay que mantener la llama con 45 grados de inclinación y conseguir 2800 grados. Esto ocasiona un desprendimiento de lajas y esquirlas, dejando así la piedra natural resistente con una superficie rugosa, cristalina. Se recomienda utilizar en exteriores.

  • Partido

Se obtiene por tronzado con una máquina de cizalla, lo que supone un acabado nada regular y rugoso.

  • Lajado

Se aplica de forma natural o a través de máquinas. Este tipo de acabado suele darse en pizarras, piedras tableadas y areniscas y presenta un relieve irregular que se utiliza en fachadas exteriores.

  • Arenado

Se obtiene una superficie rugosa muy parecida al abujardado. Este tipo de acabado se obtiene mediante la proyección de arena de sílice por aire a presión. Es aplicable en todas las piedras naturales. Se aplica en el exterior y en el interior de los edificios de construcción.

  • Cepillado

Acabado similar al arenado pero, en este caso, se emplean para el acabado final cepillos de fibra revestidos de partículas metálicas.

  • Serrado

Se obtiene por corte con disco de diamante o fleje de telar.

Se utiliza en mármoles, granitos, calizas y areniscas. La piedra queda con una supercie lisa, de color blancuzco y aspecto mate poroso y rugo.

¿Qué valor aporta la piedra natural a la fachada?

Como hemos comentado anteriormente, la piedra es un elemento que se utiliza tanto en la construcción como en el revestimiento de fachadas, y aunque pueda parecer un material anticuado, puede proporcionar un aspecto moderno a la vivienda. Todo esto gracias a sus grandes variedades de texturas, acabados, formatos, características y su importante ahorro energético.

Además, han habido avances en nuevas técnicas constructivas, la piedra puede ir pegada al soporte a través de un mortero y de anclajes de sujeción para aportar una mayor consistencia.

Aunque también existe otra posibilidad , crear un sistema de fachada ventilada con piedra natural, es decir, una cámara de ventilación entre el muro soporte y el revestimiento exterior del edificio. La cámara de ventilación mantiene el aislamiento eficazmente  y consigue un gran ahorro en el consumo energético, eliminando así los puentes térmicos y las situaciones de condensación. 

Se trata de un sistema de construcción que con el paso del  tiempo lo han ido utilizando arquitectos, empresas de construcción y promotoras inmobiliarias.

Cubiertas de pizarra la mejor solución para el techo

La pizarra es uno de los materiales naturales más antiguos que ha empleado el hombre en la construcción, especialmente en la cobertura de tejados.

Actualmente se ha generalizado el uso de la pizarra para todo tipo de construcciones, siendo casi imprescindible en algunos ambientes como refugios de montaña, chalets en regiones lluviosas, etc.

El diseño de una cubierta de pizarra está condicionado por diversos factores interrelacionados: situación geográfica, pendiente del tejado, formato de las pizarras…

¿Cómo se colocan las cubiertas de pizarra?

Las cubiertas de pizarra se crean por superposición de elementos planos, independientes unos de otros, que se recubren entre sí, siguiendo una serie de reglas.

Las pizarras son colocadas en filas horizontales y cada una de ellas hace de tapajuntas de las colocadas debajo.

En cada placa de pizarra se pueden diferenciar tres partes:

1. Solape: superficie de la pizarra.

2. Parte semioculta: zona intermedia cubierta por la parte solape.

3. Parte vista: parte inferior de la pizarra, que recibe agua de lluvia y la que cae de filas superiores.

Se debe medir el solape con precaución para evitar que la lluvia no llegue hasta la superficie.

Por otro lado la parte vista mayor de cada placa de pizarra, no puede ser mayor que su anchura para evitar que el agua sea despedida a las placas colaterales antes de caer en la inferior.

Las pizarras se sostienen sobre el faldón de cubierta, donde podemos distinguir:

  • Faldón clavable: suelen estar formados por entarimados y/o rastrelados de madera o mortero pobre o yeso en zonas secas; sobre ellos se clava la pizarra. Normalmente aseguran gran seguridad de sujeción, pero necesitan pendientes de más de 30º.
  • Faldón no clavable: puede ser de forjado, chapa metálica, etc. Sobre esta cama se colocan rastrelados horizontales u horizontales y verticales, sobre los que se clava la pizarra.

Pisos y Pavimentos

Como ya hemos mencionado anteriormente los pisos y pavimentos pueden usarse en la edificación o en construcciones urbanísticas, como el tráfico rodado.

A continuación vamos a realizar un análisis más profundo acerca de sus características:

CARACTERÍSTICAS DEL PAVIMENTO

VENTAJAS FÍSICASESTUDIO DE DURABILIDADCOLOCACIÓN
Resistencia al deslizamientoHeladicidad: Consiste en la realización de 48 ciclos de 12 horas en los que, una vez saturadas las rocas en agua, éstas se someten a una disminución de temperatura hasta -15°C, y tras un periodo de tiempo, se descongelan por inmersión en agua a 20°C.La capa A o de pavimento en sentido estricto está constituida por baldosas cuyo grosor será función de las características petrofísicas de la roca a utiliza
Resistencia a la abrasión (o desgaste)Humedad-sequedad: Ciclos alternados de inmersión en agua y secado a temperatura controlada. Cada ciclo de 24 horas incluye una etapa en la que las probetas se sumergen en agua y otra etapa en la que se introducen en una estufa para su secado (60-100°C). A continuación las probetas se dejan enfriar antes de la nueva inmersión en agua para completar el ciclo y evitar choques térmicos.La capa B o capa de adherencia sirve de unión entre la baldosa y la capa de reparto. Es una capa de mortero que no debe superar 10 mm de grosor. 
Resistencia a flexión y carga de rotura de baldosasCristalización de sales y niebla salina: saturación de las muestras en una disolución salina (habitualmente Na2S04) y posterior secado. Tras un periodo de enfriamiento se completa el ciclo con la nueva inmersión de las probetas en la disoluciónLa capa C o capa de reparto transmite las cargas físicas desde el pavimento en sentido estricto al soporte o explanada. Está constituida por mortero de cemento y debe llevar una armadura de malla electrosoldada.

Post recientes