Materiales que Contienen Amianto


En los últimos años se han realizado numerosos estudios sobre la peligrosidad del amianto como material de construcción. Numerosos países ya han prohibido su fabricación y venta, aunque todavía quedan algunos que se resisten a ello. Si quieres saber en qué materiales se encuentra el amianto, continúa leyendo.

¿Qué materiales contienen Amianto?

El amianto es un material bastante utilizado en el sector de la construcción, como por ejemplo en tejas de recubrimiento de tejados, baldosas y azulejos, productos de cemento y también se puede encontrar en herramientas de automoción como el embrague, los frenos o los componentes de la transmisión.

Ya que es un material peligroso, es importante conocer más acerca de él, dónde se encuentra y qué consecuencias tiene para la salud. A continuación te explicamos todo eso y más.

¿Qué es el Amianto?

El amianto, que también puede ser denominado asbesto, es uno de los componentes que forma el fibrocemento, un material constructivo comercializado por la empresa Uralita. El amianto está compuesto por una serie de fibras microscópicas que permanecen en suspensión aérea el suficiente tiempo para que puedan representar un riesgo respiratorio.

El amianto se ha utilizado en una gran variedad de productos ya que es muy rentable para las empresas debido a sus amplias propiedades y su bajo coste. Estar en contacto con él no supone ningún riesgo, pero éste viene cuando el contacto es prolongado y se manipula el material de forma que las fibras pasan al aire y son fácilmente respirables.

Al respirar las fibras del amianto, se pueden producir afecciones pulmonares graves, asbestosis y cáncer. A principios de los años 2000 empezó a prohibirse este material en los países desarrollados y su uso quedó completamente prohibido en la Unión Europea a partir de 2005, aunque en algunos países en vías de desarrollo se sigue utilizando.

La peligrosidad de las fibras  que componen el amianto depende de una serie de factores:

  • La concentración de fibras en el aire.
  • Las características físico-químicas de las fibras.
  • El tamaño de los alvéolos.
  • El ritmo de la respiración y las condiciones físicas y anatómicas del trabajador.
  • El tiempo de exposición.
  • El efecto sinérgico del tabaco.
  • El trabajo sin utilizar las medidas de protección recomendadas.

Las características de este mineral respecto a su composición y estructura le confieren unas propiedades especiales:

¿Qué tipos de Amianto hay?

El amianto puede clasificarse en dos variantes distintas según su estructura cristalina:

TipoAnfíbolSerpentina
Imagen
DescripciónTienen una estructura consistente en dobles cadenas de tetraedros de silicato, entrecruzados con cationes unidos a grupos hidroxilo. Los iones de metal son aquellos que mantienen ligadas las cadenas de silicatos. Es un mineral común, normalmente presente como producto alterado de ciertos silicatos magnésicos. Se da tanto en las rocas ígneas como en las metamórficas y se suele presentar en partículas diseminadas. 
Subtipos– Crisolito o amianto blanco: resiste el calor, no resiste ácidos, es fácil de hallar y se utiliza en la industria textil.– Amosita o amianto marrón: resistente al calor y a los ácidos, utilizado en aislamientos.
– Crocidolita o amianto azul: resistente a ácidos y utilizado en tuberías.
– Antofilita: tiene menor aplicación ya que no se explota tanto.
– Tremolita: se utiliza como adorno o piedra preciosa y como material para trajes ignífugos.
– Actinolita: utilizado como adorno o piedra preciosa.

Prácticamente todas las formas de amianto son muy resistentes a los ácidos y todas ellas se descomponen a altas temperaturas. Debido a ello se han usado para la protección ignífuga en estructuras metálicas y trajes de bomberos. El crisotilo es la fibra de amianto que más se utiliza y este representa el 94% de la producción mundial. 

El cemento asbesto, también llamado fibrocemento de amianto, es un producto de fácil laminación. Está capacidad de producirse en láminas hace que el uso del asbesto en la construcción haya sido masivo, ya que se con este tipo de fibrocemento se pueden producir: tabiques para paredes con asbesto, tuberías y cañerías de asbesto cemento, placas de asbesto cemento ligeras y paneles de aislamiento acústico.

Dentro de los productos que contienen amianto se pueden dividir en:

  • Amianto no-friable

En el amianto no-friable las fibras que lo componen se encuentran mezcladas con otros materiales, como puede ser el cemento o cola. La aplicación más generalizada son las placas onduladas de fibrocemento, aunque también es posible encontrar otras aplicaciones muy extendidas como canalones, depósitos y conducciones de agua, elementos decorativos y baldosas de vinilo. 

  • Amianto friable

En el amianto friable las fibras se desprenden con relativa facilidad, ya que estas no están unidas a otro material. Algunas de las aplicaciones con más uso son el amianto proyectado, los cordones, las juntas, y prendas ignífugas.

¿Cuáles son los usos del Amianto?

El amianto a lo largo de la historia ha tenido diversas aplicaciones, como componente de refuerzo o como material de aislamiento.

Este material se ha utilizado en productos de fricción, juntas, sellantes y colas. Su resistencia química ha incitado su uso en algunos procesos, como la filtración o los procesos electrolíticos. Además, se ha utilizado en edificios comerciales, industriales y de viviendas, como se puede ver en la tabla 4.1. También se puede encontrar como material de aislamiento en vagones de ferrocarril, barcos y aviones.

Se puede observar también un uso masivo en diversos sectores: como material de construcción en tejas, baldosas, azulejos, papel o cemento, en la fabricación y reparación de automóviles, camiones y tractores, en la fabricación, reparación y mantenimiento de materiales ferroviarios, en la construcción naval, reparación y desguace de barcos, en la siderurgia, en el sector eléctrico y en diversos materiales textiles, envases, revestimientos, o iluminador en faroles. 

Aunque no sea algo muy conocido, en gran parte de laboratorios de química, biología o física se encuentra una importante cantidad de asbesto. El uso que se da a este material consiste en la elaboración de rejillas de tela o malla de asbesto que se utilizan para colocar entre la llama de un mechero bunsen y el recipiente a calentar.

Uno de los productos más utilizados y confeccionados a partir de tela tratada con asbesto son los guantes, un producto utilizado por muchos tipos de profesionales que trabajan manualmente con objetos muy calientes.

En las siguientes tablas podrás ver, de forma resumida, los posibles materiales y usos del amianto, tanto en construcción como en uso doméstico:

Tabla 4.1 Ejemplos de materiales de construcción que contienen amianto

Material con AmiantoUso típicoEjemplos
Revestimiento proyectado (hasta 85% de amianto)Aislamiento térmico y acústico, y protección contra el fuego y la condensaciónEstructura de acero de edificios de grandes dimensiones
Relleno de fibras sueltas (hasta 100% de amianto)Aislamiento térmico y acústicoAislamiento de desvanes
Calorifugados y empaquetaduras (entre 1 y 100% de amianto)Aislamiento térmico de tuberías, calderas, losetas, cintas, cordones, papel ondulado, cobertores acolchados, fieltros y mantasTuberías y calderas
Tableros aislantes de amianto (entre un 16 y un 40% de amianto)Protección contra el fuego, aislamiento térmico y acústico, y trabajos de construcción en generalConducciones, cortafuegos, paneles de relleno, tabiques, placas para techos, capas base de tejados, revestimientos interiores, pales para bañeras,etc.
Cordones, hilaturas (hasta 100% de amianto)Calorifugados, juntas y sellantes resistentes al calor y al fuego, calafateado en estructuras de ladrillo, aislamiento de calderas y conductos de evacuación de humos, y tubos de trenzado para cables eléctricosCalderas de calefacción central, hornos y otras instalaciones sometidas a altas temperaturas
Tejido (hasta 100% de amianto)Juntas y empaquetaduras, aislamiento térmico y calorifugados, guantes, delantales y monos de trabajoFundiciones, laboratorios, cocinas y telones ignífugos de teatro.
Cartón duro, papel y productos de papel (entre 90 y 100% de amianto)Aislamiento térmico y protección contra el fuego, aislamiento eléctrico y térmico de equipos eléctricosFieltro para tejados, mezclas de acero, revestimientos murales externos y tejados, pavimentos vinílicos, revestimiento de tableros combustibles, laminados resistentes al fuego y aislamiento ondulado de tuberías
Fibrocemento (entre 10 y 15% de amianto)Láminas perfiladas para tejados, revestimientos murales externos y protección contra la intemperie. Losas, tejas y pizarra. Productos prefabricados moldeadosTabique, encofrado, paneles decorativos, paneles para bañeras, revestimientos interiores, marcos de chimenea, revestimientos externos, cubiertas, baldosas sin vitrificar, cisternas, depósitos, desagües, tuberías de alcantarillados, conductos para el agua de lluvia, canalones, tubos de evacuación de humos
Productos de amianto mezclados con betún (5% amianto)Fieltros para tejados, tejados semirrígidos, forros interiores de canalones y chapas cubrejuntas en tejados, revestimientos sobre metalTejados planos, bajantes de aguas
Materiales para pavimentos (hasta 25% de amianto)Losetas, papel de amianto como base de pavimentos de PVCEscuelas, hospitales y viviendas
Revestimientos y pinturas texturizadas (entre 1 y 5% amianto)Revestimiento de paredes y techosRevestimientos
Masillas, sellantes y adhesivos (entre 5 y 10% amianto)Materiales sellantesSellantes de ventanas, pavimentos.
Plásticos reforzados (entre 5 y 10% de amianto)Paneles plastificados, paneles y revestimientos externos de PVC, refuerzo de productos domésticosPaneles plastificados en camarotes de embarcaciones y alféizares
Compuestos utilizados en enchufes de paredTornillos de fijación para aparatos muralesCuadros eléctricos

Existen grandes diferencias entre estados miembros en lo referido al grado de utilización de los diversos materiales que contienen amianto. En algunos de ellos, el amianto se utilizó principalmente como fibrocemento, mientras que en otros el uso de revestimientos texturados con efecto de relieve para decorarestuvo de moda durante algún tiempo.

Tabla 4.2 Ejemplos de materiales o productos que contienen amianto utilizados en aplicaciones domésticas

Materiales con AmiantoAplicaciones domésticas
Productos de aislamiento térmico y fricción, papel de amianto, soportes de resistencia, zapatas de freno, juntas y sellantes de fibra comprimida, juntas y aislantes cauchutadosSecadores de pelo, radiadores eléctricos de calor radiante y ventiladores, tostadoras, lavadoras, secadoras de tambor, secadoras centrífugas, lavavajillas, frigoríficos y congeladores
Tableros aislantes, cemento refractario, sellantes de fibras comprimidas, sellantes cauchutadosCocinas, hornillos
Cartón duroSoportes para recipientes calientes
Papel, cartón duro, fibrocementoSoportes para planchas
Productos textiles de amiantoGuantes de horno, mantas ignífugas
Paneles de fibras, a veces recubiertos con mallas de alambre o fibra de vidrioRadiadores de gas catalíticos
Papel recubierto de aluminio, tejido y tableros aislantesRadiadores de gas de aire caliente
Yeso de amiantoCalderas, tuberías
Bloques aislantes, tableros aislantes, papel, arandelas de cuerda de fibras comprimidas, arandelas de caucho/ polímeroRadiadores eléctricos de almacenamiento de aire caliente
Arandelas de cuerdaRadiadores
Productos de fricciónZapatas de freno, zapatas de embrague en camiones, coches y otros vehículos

Los productos que contienen amianto han sido fabricados por distintas empresas y comercializados con diversas marcas comerciales. En muchos casos, productos que en el pasado contenían amianto se han fabricado posteriormente sin amianto. 

¿Cómo identificar Amianto en una vivienda?

Hay dos factores principales que te permiten conocer si tu vivienda tiene amianto:

Año de construcción

El primer factor a tener en cuenta para la identificación de presencia de materiales con amianto es el año de construcción, ya que a partir de la entrada en vigor de la legislación que prohibía la fabricación de materiales con amianto es prácticamente imposible encontrar materiales con este componente.

En diciembre de 2001, España se adelantó al plazo máximo previsto por la Unión Europea y prohibía la comercialización y la utilización de crisotilo, el único tipo que todavía seguía siendo utilizado en España. Las variedades más perjudiciales para la salud, es decir el amianto azul y el amianto marrón, fueron prohibidas en España en 1984 y 1993, respectivamente.

La Orden Ministerial, aprobada el 7 de diciembre de 2001, establecía un plazo de seis meses para su entrada en vigor, pero introducía una prórroga de seis meses más para la comercialización de los productos ya fabricados

El 15 de junio de 2002 entraba en vigor la prohibición de fabricar productos que contengan amianto. Hasta el 15 de diciembre de 2002 se podían vender e instalar productos que contuvieran amianto y que hubieran sido fabricados antes del 15 de junio de 2002.

Propiedades físico-químicas del material

Ya ubicada la construcción en el marco temporal de comercialización del amianto, el segundo factor son las propiedades que adiciona el amianto a los materiales donde se incluía, tales como resistencia a flexión, al desgaste, capacidad ignífuga, aislamiento térmico y acústico, o resistencia a agentes microbianos.

Una vez conocidas las propiedades adicionadas, nos podemos preguntar qué materiales de construcción las necesitan y donde pueden estar instalados según las necesidades del inmueble.

Dentro de los más comúnmente encontrados son los fibrocementos, elementos que podemos encontrar en tejados, particiones interiores, canalizaciones y depósitos. Además debemos de tener muy en cuenta dentro de los más comunes uno de los más desconocidos por el público general, los pavimentos vinílicos y sus adhesivos.

¿Qué se debe hacer si se encuentra Amianto?

En el transcurso de obras generales de mantenimiento o conservación de un edificio, es bastante posible encontrar amianto. Si su trabajo está relacionado con estos servicios, le interesa leer los consejos que ofrecemos a continuación.

Si emplea a personas cuyo trabajo entrañe la posibilidad de encontrar materiales que contengan amianto o supervisa el trabajo de estas personas, debe:

  • Proporcionar formación adecuada para reconocer aquellos materiales que pueden contener amianto, además de formar para poder saber qué hacer cuando se encuentren materiales sospechosos de contener dicho material.
  • Documentarse con información fiable sobre la presencia o ausencia de materiales que contengan amianto, como por ejemplo a través de los planos de construcción o de los arquitectos responsables.
  • Asegurarse de llevar un registro al detalle de los materiales.
  • Facilitar información por escrito sobre la presencia de los materiales, incluidos un inventario de amianto y señales de advertencia. 
  • Proporcionar instrucciones por escrito sobre los procedimientos que deben seguirse en caso de encontrar materiales que contengan amianto .

Si es probable que su trabajo pueda conllevar la manipulación de algún material mencionado anteriormente, debe:

  • Disponer de la información que sea necesaria para saber si estos materiales contienen o no amianto.
  • Saber cómo reconocer los productos que pueden contener este material.
  • Saber qué acciones tomar si se encontrase con materiales que contengan amianto.

Si es inspector de trabajo, debe:

  • Comprobar que los trabajadores encargados del mantenimiento han recibido la formación adecuada para reconocer qué materiales pueden contener amianto.
  • Comprobar que se dispone de la información necesaria para conocer qué materiales contienen o no amianto.
  • Verificar que se ha dispuesto lo necesario para someter las muestras de los materiales sospechosos a análisis en laboratorio.
  • Comprobar que hay una persona que se encargue de detener los trabajos de forma inmediata en caso de que se encuentren materiales sospechosos.
  • Verificar que se cumplen los reglamentos sobre estas cuestiones.

En las siguientes imágenes se pueden observar algunos ejemplos en los que es posible encontrar amianto en una construcción.

Caja de tablero aislante de amianto parcialmente retirada para mostrar el conducto de evacuación de humos de fibrocemento que esconde en su interior

Fuente: Construmática

Tabique de separación de tablero aislante de amianto

Este ejemplo ilustra las dificultades que se encuentran en la práctica para construir un confinamiento adecuado, así como las superficies en las que el polvo de amianto puede acumularse durante el proceso de retirada.

Fuente: Construmática

Pared perforada que deja ver el aislamiento de amianto de una tubería

Fuente: Construmática

Conducto de evacuación de humos de fibrocemento sellado con cuerda de amianto que pasa a través de un panel de relleno de amianto

Fuente: Construmática

Losas de amianto

Fuente: Construmática

Fieltro de amianto para tejados

Fuente: Construmática

Aislamiento de amianto en tuberías de vapor

Fuente: Construmática

Cables aislados con una capa de amianto

Fuente: Construmática

Revestimiento externo de fibrocemento en una fábrica

Fuente: Construmática

Aislamiento de amianto en una estructura de acero

Fuente: Construmática

Cuerda de amianto que sella la puerta de una chimenea

Fuente: Construmática

¿Qué consecuencias tiene el Amianto para la salud?

El amianto es considerado un agente carcinógeno, en otras palabras, un agente externo físico, químico o biológico capaz de producir cáncer. Entre sus principales efectos podemos encontrar: 

Asbestosis

La asbestosis es una enfermedad que se encuentra asociada directamente a la exposición al amianto. Se basa en el desarrollo de una fibrosis pulmonar tras la inhalación de asbesto. Se desarrolla con el paso de los años y entre sus síntomas está la dificultad respiratoria que se va agravando a medida que progresa la enfermedad, tos seca y sensación de tirantez en el pecho. 

Si se respiran en bajos niveles las fibras de asbesto por un largo periodo de tiempo o se tiene corta exposición a altos niveles, se pueden producir lesiones con el aspecto de cicatrices en el pulmón y en la pleura.  La asbestosis fue la primera enfermedad pulmonar que fue relacionada con el amianto y se conoce que puede producir incapacidad y muerte.

Como se acaba de mencionar, respirar niveles de asbesto más bajos puede producir alteraciones en la pleura, lo que genera las llamadas «placas». Las placas pleurales se pueden manifestar en trabajadores y ocasionalmente en gente que vive en áreas con altos niveles ambientales de asbesto. Los efectos de las placas sobre la respiración no suelen ser serios, pero la exposición a niveles más altos puede producir un engrosamiento de la pleura que puede restringir la respiración.

La alteración de los pulmones puede continuar aun cuando ha cesado la exposición y en ausencia de signos radiológicos de asbestosis, y también parece haber relación dosis-respuesta entre aquélla y el nivel de exposición.

Cáncer de pulmón

El Departamento de Salud y Servicios Humanos, la Organización Mundial de la Salud y la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. determinaron que el asbesto es carcinógeno. La exposición al asbesto produce dos tipos de cáncer: cáncer de pulmón y mesotelioma. 

El cáncer producido por el asbesto no aparece inmediatamente, sino que se manifiesta después de varios años. Los estudios realizados en trabajadores sugieren que respirar asbesto aumentaría la probabilidad de contraer cáncer en otras partes del cuerpo.

Los síntomas habituales del cáncer de pulmón son: pérdida de apetito y peso, cansancio, dolor en el tórax, expectoración de sangre y dificultad respiratoria. Se planteó que la combinación de exposición al asbesto y al humo de cigarrillo aumentaba de forma considerable las posibilidades de contraer cáncer de pulmón, aunque en esta combinación se considera al asbesto el principal causante de la muerte. 

Normalmente las empresas productoras se escudan en la posible incidencia del tabaquismo en el desarrollo del cáncer, ya que la mayoría de la población era fumadora en las épocas de mayor utilización del amianto. Varias sentencias judiciales han descartado que la incidencia del hábito tabáquico sea superior a la del amianto dentro del desarrollo del cáncer de origen laboral.

Mesotelioma

El mesotelioma pulmonar se trata de un tumor maligno primario situado en las superficies mesoteliales, que afecta a la pleura y, en una minoría, al tejido que envuelve la cavidad abdominal. 

Se suele dar en personas expuestas al amianto por motivos profesionales, aunque los síntomas pueden no aparecer hasta 20 o 30 años después de la exposición. Sus consecuencias son de total gravedad ya que no existe cura para esta enfermedad y además, la esperanza media de vida una vez detectada la enfermedad es de nueve meses.

Los anfíboles muestran mayor poder carcinogénico que el crisotilo. Ello parece estar relacionado con el diámetro y la configuración de las fibras, lo que favorecería la penetración de las fibras hasta alcanzar la pleura. El mesotelioma pleural se asocia a asbestosis en un 25% de los casos, mientras que el mesotelioma peritoneal se asocia frecuentemente a la asbestosis, debido en estos casos a exposiciones intensas al amianto. 

Post recientes