Puntos de Fuga


A la hora de realizar planos, ilustraciones, viñetas y dibujos es muy importante conocer la profundidad y las diferentes perspectivas,  al igual que si estamos trabajando en fotografía, ya que muchas veces necesitamos plasmar un entorno tridimensional o darle más profundidad a nuestras tomas.

Es por ello que en este artículo vamos a hablar de los puntos de fuga, los cuales son necesarios para poder realizar todo lo que hemos comentado anteriormente, sigue leyendo y descubrirás como.

¿Qué son los Puntos de Fuga?

En un sistema de proyección cónica, el punto de fuga es aquel donde convergen todas las rectas paralelas proyectadas en una dirección determinada.

¿Qué quiere decir? En una imagen, video o dibujo nuestro cerebro relaciona los objetos más grandes como más cercanos y los objetos más pequeños con los más alejados. Es por ese mismo motivo por el que las líneas al distanciarse, parece que se juntan hasta convertirse en una sola en un punto como vemos en la imagen.

Fuente: Construmatica.com

El punto de fuga está situado en el infinito.

En el espacio, existen tantos puntos de fuga como direcciones.

En una perspectiva pueden utilizarse de uno a tres puntos de fuga para representar las tres direcciones ortogonales (las aristas de un paralelepípedo o un cubo).

Según los puntos de fuga elegidos, las perspectivas se denominan:

En las perspectivas paralela y oblicua, las proyecciones de las rectas horizontales convergen en un punto de fuga situado en la línea del horizonte; solamente las rectas proyectadas paralelas al plano del cuadro no poseen un punto de fuga definido, pues sus proyecciones también son paralelas a dicho plano.

Una vez hemos visto la definición de los puntos de fuga vamos a analizarlo más detalladamente para que no quede ninguna duda acerca de ellos.

¿Cómo se dibuja un Punto de Fuga? 

Las perspectivas pueden realizarse de dos formas, una opción es a mano alzada y otra es con una regla y una escuadra. Cuando estamos empezando es mejor realizarlo a escuadra y regla para tener mucha más precisión y una vez se vaya adquiriendo experiencia podremos pasar a realizarlo a mano alzada.

Es importante que el dibujo se haya realizado a escala, para que parezca mucho más realista.

El primer paso es trazar la línea del horizonte, y a partir de esta deberemos encontrar la ubicación deseada de nuestro punto de fuga para comenzar a dibujar el tamaño de nuestros objetos.

Cabe destacar que cuanto más cerca estén los objetos del punto de fuga más pequeños y más alejados estarán de la vista del espectador.

Si quieres ver como conseguir dibujar un punto de fuga te recomendamos seguir el siguiente enlace.

Altura del punto del observador

Esta refleja la distancia que existe entre el plano geométrico y el observador, es muy importante, ya que la visión que tenemos de cualquier objeto puede cambiar considerablemente dependiendo del punto de vista.

A la hora de representar los puntos de fuga existentes, tanto interiores como exteriores, lo más habitual es establecer cuál va a ser la altura de la línea del horizonte, siendo las dos más comunes 1,70 y 1,20 metros, simulando la medida de una persona cuando está de pie y sentada.

Con un punto de vista menor comúnmente conocido como perspectiva de rana conseguimos destacar la altura del objeto estudiado, este nos enseña menos plano de tierra mientras que se reduce la distancia entre la tierra y el horizonte.

Por otro lado existe un punto de vista mayor denominado perspectiva de pájaro, el cual es muy útil a la hora de distribuir edificios urbanísticamente.

¿Cuál es la Línea del Horizonte?

Por un lado, en un contexto artístico la línea del horizonte se refiere concretamente a la altura del horizonte, mientras que en la fotografía, hace referencia a la altura de la cámara.

Esta línea es la encargada de definir la estructura general que va a tener la imagen y de atraer la atención del espectador, si por ejemplo esta línea está a la misma altura que la del personaje, nos indicará que la cámara está mirándole directamente.

Punto de Fuga en la fotografía

Una vez hemos aprendido que son los puntos de fuga, podemos utilizarlos para mejorar nuestras fotografías, para ello es necesario encontrar un punto de fuga atractivo en un lugar con mucha profundidad.

Para aprovechar al máximo esta ventaja podemos realizarlo de diferentes formas:

  • Creando profundidad: para hacerlo podemos o bien situar la cámara lo más cerca posible del plano inferior, ya sea en el suelo o una mesa; o también acercarnos a cualquiera de los lados como una pared, así conseguiremos crear más profundidad.
  • Utilizando el gran angular: para conseguir que nuestras fotos sean mucho más atractivas  podemos utilizar la función de gran angular, consiguiendo así un plano mucho más amplio.
  • Encontrando diferentes perspectivas: una vez encontrado el punto de fuga es necesario comprobar que perspectiva es la más adecuada.
  • Situar el centro de atención de la fotografía: es muy importante dirigir la atención del espectador y lo conseguimos gracias a las líneas del punto de fuga, las cuales consiguen crear un punto de atención deseado. 

Utilizando elementos del entorno: depende del lugar en el que realicemos la fotografía podemos ayudarnos del entorno para aumentar los puntos de fuga y resaltar nuestra imagen.

Como situar correctamente el Punto de Fuga 

Después de analizar los puntos de fuga, para poder crear efectos diferentes que cautiven al espectador es necesario situarlos de manera adecuada. 

Podemos hacerlo de la siguiente manera:

  • Situándolo en el centro, así conseguiremos que las líneas de los puntos de fuga concurran en un punto central haciendo que nuestra imagen se vea de una forma más atractiva.
  • Situándolo de lado: como hemos comentado anteriormente para encaminar la atención del espectador, podemos situar el punto de fuga en uno de los lados para hacer nuestra fotografía con un aspecto más llamativo.
  • Seguir la regla de los tercios: consiste en dividir la imagen en 9 partes iguales creando cuatro puntos de intersección, los cuales van a ser el centro de atención de nuestra fotografía.
  • Situarlo fuera del encuadre: Cuando situamos los puntos de fuga fuera del encuadre, hacemos imaginar al espectador la dirección de esas líneas, igual que un final abierto en una película.De esta manera conseguiremos un aspecto diferente.

No es necesario que el punto de fuga sea necesariamente recto, se pueden crear imágenes muy llamativas sin la necesidad de disponer de líneas rectas.

Ejercicios

Si quieres saber como realizar ejercicios acerca de los puntos de fuga te recomendamos seguir el siguiente enlace

Post recientes