Riesgos del Soldador


Uno de los oficios más antiguos pero que sigue siendo muy demandado en la actualidad es el de soldador, el cual se utiliza prácticamente en todos los sectores productivos ( construcción, automoción, petroquímica, naval…).

Sin embargo, los sectores donde se recogen la mayoría de los trabajos de soldadura (industria y construcción) son aquellos en los que se concentra la mayor parte de los accidentes laborales.

Las condiciones de trabajo que se dan durante la actividad laboral de un soldador conllevan una serie de riesgos para su seguridad y salud que es necesario identificar y controlar.

¿Cuáles son los riesgos del soldador?  

Los riesgos a los que está sometido un Soldador son tanto los que pueden surgir durante la transformación del producto que se realiza en el taller como en su colocación en la obra.

  • Riesgos de Seguridad: Los riesgos de seguridad son aquellos que se dan en el propio desarrollo habitual del trabajo, se deben a causas humanas relacionadas directamente con el comportamiento del trabajador, y a causas técnicas que hacen referencia a condiciones peligrosas e inseguras del entorno de trabajo.
  • Riesgos Higiénicos: Los riesgos higiénicos se dan en las condiciones ambientales del entorno de trabajo, en él pueden existir agentes químicos, físicos o biológicos, que pueden entrar en contacto contigo mientras trabajas y provocar daños tanto para tu salud física como psíquica.
  • Riesgos Ergonómicos: La ergonomía trata de adaptar el entorno de trabajo a las características de las personas y su objetivo principal es mejorar el confort en el puesto de trabajo. Además intenta reducir lesiones y  aumentar la calidad del trabajo, y así conseguir elevar la producción.
  • Riesgos Psicosociales: Los riesgos psicosociales son aquellas condiciones laborales relacionadas con la organización, el contenido del trabajo y la realización de la tarea,  que afectan tanto al desarrollo del trabajo como a la salud del trabajador.

Existen cuatro grandes grupos de riesgos psicosociales:

  • Exceso de exigencias psicológicas: cuando tienes que desempeñar el trabajo de una manera excesivamente rápida o de forma irregular.
  • Falta de influencia y de desarrollo: cuando no tienes la oportunidad de demostrar tus habilidades o tienes una clara falta de autonomía para desempeñar tu trabajo.
  • Falta de apoyo y de calidad de liderazgo: cuando trabajas sin una información adecuada o sin apoyo de tus compañeros
  • Escasas recompensas: cuando no tienes reconocimiento por tu trabajo, recibes un trato injusto o tienes una escasa compensación económica.

Analizaremos primero cuales son los riesgos directamente relacionados con su trabajo en el taller:

  • Quemaduras por contacto con el soplador, el soldador, etc., cuando estos elementos están sometidos a altas temperaturas, expulsan chispas, etc.
  • Radiaciones ionizantes por la exposición a la soldadura eléctrica.
  • Tropezar o pisar herramientas o materiales situados en zonas de paso.
  • Caída de las herramientas cuando se están utilizando.
  • Caída del material durante el transporte.
  • Golpes contra objetos fijos.
  • Golpes con herramientas en las manos cuando se están utilizando.
  • Golpes y cortes con maquinaria en las manos y los pies.
  • Quedar atrapado entre perfiles de aluminio, acero, etc. o al caer material de una estantería.
  • Sobreesfuerzos diversos debido a cargar exceso de peso o por adoptar malas posturas de manera continuada y repetitiva.
  • Contactos eléctricos indirectos por un aislamiento defectuoso.
  • Ingestión de sustancias nocivas por falta de higiene, ocasionalmente por manos sucias.
  • Inhalación de vapores tóxicos de plomo.
  • Contacto con productos de limpieza de las máquinas que sean abrasivos.
  • Ruido provocado por herramientas de corte y soldadura en el taller.

Los riesgos derivados de las tareas que desarrolla al colocar en la obra las piezas realizadas en el taller son:

  • Caídas desde alturas superiores a los dos metros provocadas por el orificio hueco dejado entre el andamio y el paramento horizontal, desde el andamio colgado, por desplome debido al exceso de peso a cargar, al subir o bajar escaleras de mano, etc.
  • Caídas al mismo nivel al tropezar en zonas con desnivel de medio auxiliar, por herramientas o materiales situados en zonas de paso del oficial de herrería, al acceder a zonas situadas ligeramente más elevadas que a pie plano, al subir o bajar escaleras de mano, al poner el pie en un hueco horizontal dejado para el paso de instalaciones, desde el andamio de caballetes, etc.
  • Caída de herramientas cuando se están utilizando o de materiales durante el transporte manual, etc.
  • Desprendimiento de cargas de la grúa.
  • Pisar ferralla, escombros, herramientas o materiales situados en las zonas de paso.
  • Golpes contra elementos fijos como elementos salientes del andamio tubular, tuberías de instalaciones; golpes contra estructuras, etc.
  • Golpes contra elementos transportados.
  • Cortes y golpes en las manos provocados por las herramientas.
  • Proyección de chispas o ferralla a los ojos, la cara, las extremidades, etc.
  • Quedar atrapado entre el material transportado.
  • Sobreesfuerzo provocado por cargar exceso de peso, por adoptar malas posturas de manera continuada y repetitiva.
  • Exposición a condiciones climatológicas adversas: altas temperaturas con mucha humedad, frío intenso, etc.
  • Quemaduras por el contacto con elementos sometidos a altas temperaturas: soplador, varilla de soldadura, etc.
  • Electrocuciones indirectas con cables eléctricos en contacto con el agua, por la manipulación de cables sin protección, por la utilización de herramientas con diferente tensión, por el aislamiento defectuoso de la herramienta manual, etc.
  • Ingestión de sustancias nocivas por falta de higiene.
  • Inhalación de vapores tóxicos de plomo en la soldadura.
  • Radiaciones ionizantes por la exposición a soldadura eléctrica.
  • Acumulación de material explosivo en zonas no acondicionadas.
  • Incendio por la concentración de gases inflamables en zonas poco ventiladas o confinadas.
  • Atropellos o golpes con vehículos de la obra.

Una vez que hemos visto cuales son los posibles riesgos del soldador es necesario detallarlos un poco más a fondo para ver qué consecuencias tienen:

Tipos de riesgosFactoresRiesgos derivadosDaños a la salud
SeguridadLugar de trabajo
Equipos de trabajo
Accidentes de trabajoCortes,rozaduras, heridas, contusiones, fracturas, luxaciones, etc
HigiénicosAgentes contaminantes (físicos, químicos, biológicos) presentes en el entornoEnfermedades profesionales.Trastornos respiratorios, dermatológicos, digestivos, etc.
ErgonómicosCarga física
Carga visual
Condiciones ambientales
Movimientos repetitivos
Posturas forzadas
Fatiga física, visual y postural, disconfort ambiental, enfermedades profesionalesTrastornos musculoesqueléticos, visuales, respiratorios, etc.
PsicosocialesCondiciones de trabajo y empleoPuesto de trabajo y OrganizaciónInsatisfacción, fatiga mental y estrés.Trastornos psicológicos, digestivos, alteraciones del sueño, etc.

Medidas preventivas

RIESGOS SEG.CAUSASDAÑOSMEDIDAS PREVENTIVAS

CAÍDAS DE NIVEL
Ausencia de señalización y medidas de protección.
Iluminación insuficiente.
Falta de orden y limpieza en las zonas de paso.
Heridas superficiales. 
Fracturas de huesos. 
Inflamaciones musculares. 
Esguinces. 
Desgarros musculares. 
Hematomas.
Mantener limpio, ordenado y libre de obstáculos tanto las zonas de trabajo como las de paso.
Conseguir que las zonas de trabajo estén bien iluminadas
Emplear medidas de protección colectivas
Usa calzado de seguridad antideslizante.
Elimina con rapidez manchas, desperdicios o residuos del suelo.
Utiliza equipos de trabajo adecuados (andamios, borriquetas).
Usa equipos de protección individual que impidan o limiten las caídas (arnés, cinturón) cuando realices trabajos de soldadura en una altura mayor de 3,5 metros, desde el punto de operación al suelo.
Respeta y presta atención a las señales en zonas delimitadas como fosos, sótanos o trampillas.
GOLPES POR OBJETOS O HERRAMIENTASManipulación de herramientas o equipos en mal estado.
Contacto con superficies peligrosas
Accidentes con elementos cortantes de máquinas o herramientas 
Heridas superficiales. 
Rozaduras. 
Contusiones. 
Cortes. 
Fracturas de huesos y luxaciones. 
Hematomas
Utiliza equipos con marcado CE
Utiliza útiles (discos, brocas) adecuados a la tarea a realizar
Respetar las instrucciones del fabricante de las herramientas o equipos
Sustituir las herramientas en mal estado por otras que estén en perfectas condiciones
Las máquinas llevarán siempre las protecciones de origen. Estas máquinas deben estar marcadas con la CE. En caso de que sean anteriores al etiquetado comunitario, tendrán que estar homologadas y en caso de que no lo estén, se tendrán que llevar a cabo los procedimientos pertinentes para hacerlo.Si el apilado del material se realiza en estantes, siempre se colocarán los elementos más pesados en la parte inferior y los más ligeros en la superior.
EXPLOSIONES O INCENDIOSTrabajos en ambientes inflamables donde estén presentes focos de ignición y de materiales combustibles
 Fuga de gases
Utilización de aparatos a presión
Quemaduras en la piel y tejidos. 
Magulladuras. 
Intoxicación. 
Pérdida de consciencia. 
Asfixia. 
Muerte
No realizar trabajos de soldadura y corte en locales donde se almacenen materiales inflamables y/o combustibles, donde exista riesgo de explosión.
Evitar que las chispas producidas por el soplete caigan sobre las botellas, mangueras o líquidos inflamables
Limpiar los grifos y manorreductores de las botellas de oxígeno manchados de grasa, aceite u otro tipo de combustible.En el taller siempre estará prohibido fumar, de manera que se tendrá que salir fuera para hacerlo en previsión de posibles incendios y explosiones.La zona donde se tenga que trabajar con soldadura, estará limitada y se prohibirá fumar dentro de su campo de acción.Utiliza válvulas antirretorno de llama y comprueba periódicamente que las conducciones flexibles se encuentran dentro de su vida útil. 
PROYECCIONES DE FRAGMENTOS O PARTÍCULASManejo de maquinaria que proyecta partículas de polvo o virutas metálicas durante los procesos de soldeo
Contacto con las chispas y partículas de metal fundido derivadas del propio arco eléctrico y las piezas que se están soldando. 
Ausencia de elementos de seguridad en las máquinas contra la proyección de partículas.
Heridas. Cortes. Quemaduras. Irritación de la mucosa buconasal. Incrustación de partículas en diferentes partes del cuerpo. Pérdida parcial o total de visión.Utiliza equipos con marcado CE
Respeta las instrucciones del fabricante de las herramientas o equipos.
No mirar directamente al arco voltaico si realizas trabajos de soldadura eléctrica
Sustituir las herramientas en mal estado por otras que estén en perfectas condiciones e instalar pantallas antiproyecciones siempre que sea necesario.
Emplear mamparas metálicas de separación entre los puestos de trabajo para que las proyecciones no afecten a otros compañeros y evitar que el personal sin autorización acceda a la zona de trabajo.
Antes de comenzar a soldar, comprueba que no transitan personas en el entorno de la vertical de tu puesto de trabajo. 
No utilices aire comprimido para desempolvar o limpiar ropa u otros objetos.
RIESGOS HIG.CAUSASDAÑOSMEDIDAS PREVENTIVAS
INHALACIÓN DE HUMOS O GASES TÓXICOS.Generación de humos metálicos procedentes de la soldadura de piezas y sus recubrimientos y de los electrodos.
Generación de polvo
Falta o ineficiencia de los sistemas de extracción
Generación de gases
Irritación en la piel y ojos.
Intoxicación
Asfixia
Lesiones en el aparato respiratorio
Desarrollo de enfermedades
Dolores de cabeza, mareos, falta de reflejos, irritabilidad, náuseas, cansancio.
Trabajar en zonas o recintos especialmente preparados para ello y dotados de sistemas de ventilación y extracción.
Utilizar aparatos de extracción localizada por aspiración que captan los vapores y gases en su origen
Utiliza el equipo de protección individual respiratoria
Cuando realices trabajos de soldadura en recintos cerrados de pequeñas dimensiones y sin ventilación debes seguir los procedimientos establecidos y estar equipado con un equipo autónomo o con suministro de aire desde el exterior, que además cumplirá con la protección contra las radiaciones.
Seguir las instrucciones del etiquetado y de la ficha de seguridad de los productos químicos que vayas a utilizar y respetar sus indicaciones, en especial las relativas a Equipos de Protección Individual (guantes, gafas de seguridad y protección respiratoria).
Con el fin de evitar la intoxicación por fosgeno, no debes realizar operaciones de soldadura en las proximidades de cubas de desengrase con productos clorados o sobre piezas húmedas.
No utilizar una máquina de soldadura impulsada por un motor de combustión interna en un lugar cerrado, salvo que se puedan expulsar los gases de escape fuera de ese lugar.
EXPOSICIÓN A RUIDO.Alto nivel de ruido por los propios trabajos de soldadura.

Ruido generado por los equipos de extracción, compresores, máquinas auxiliares, etc
Sordera profesional. 
Hipoacusia (pérdida prematura de audición). 
Estrés.
Fatiga.
Irritabilidad.
Alteraciones del sueño.
Reducir el tiempo de exposición.
Utiliza los equipos de protección individual auditivos: orejeras, cascos, etc
Los trabajos que generan ruido como el afilado, deben realizarse siempre que sea posible en un espacio especial aislado
Minimiza la emisión de ruido a través del acercamiento, alejamiento (coloca fuera de los lugares de trabajo equipos como compresores) o transmisión de la fuente (coloca absorbentes, realiza un mantenimiento periódico de los equipos, etc.).
EXPOSICIÓN A TEMPERATURAS AMBIENTALES EXTREMAS.

Desarrollo de operaciones de soldadura a la intemperie. 



Trabajos realizados con sopletes u otras herramientas que pueden elevar la temperatura del lugar de trabajo. 
CALOR
Malestar general e irritabilidad. Desorientación o confusión. 
Fatiga fuerte y repentina. 
Vértigo, mareo o náuseas.
Deshidratación

FRÍO
Escalofríos
Entumecimiento de las manos y dedos.
Temblor intenso
Falta de coordinación muscular.
Dificultad para hablar
CALOR
Disminuye la intensidad del trabajo y realiza descansos periódicos en lugares frescos
Bebe agua fresca de forma frecuente, en pequeñas cantidades y refréscate.
Lleva ropa adecuada y transpirable
Evita la ingesta de comidas copiosas antes de la actividad laboral.
Procura evitar la cafeína, el alcohol y grandes cantidades de azúcar.
Buena ventilación

FRÍO
Limita el tiempo de exposición a la intemperie. 
Utiliza ropa adecuada contra el frío. 
Ingiere alimentos y bebidas calientes, para mantener una adecuada temperatura en el cuerpo.
EXPOSICIÓN A RADIACIONES ELECTROMAGNÉTICAS.Exposición a la radiación infrarroja
Exposición a la radiación solarExposición a radiaciones ultravioletas en soldadura al arco eléctrico
Trabajar sin protección adecuada.
Excesivo tiempo de exposición.
Irritación. 
Enrojecimiento o eritemas. 
Quemaduras. 
Pigmentación. 
Cefaleas. 
Vértigo. 
Lesiones en los ojos. 
Cáncer de piel.

Limitar el tiempo de exposición a las radiaciones
Aumentar la distancia al foco de emisión.
Reemplazar las gafas o pantallas de protección cuando se rayen o deterioren
Aplícate con frecuencia crema solar con alto factor de protección y usa ropa adecuada
Utiliza el equipo de protección individual adecuado.
Evitar la utilización de electrodos de tungsteno toriado.
Poner en práctica las medidas preventivas necesarias frente a la radiación solar: aplícate con frecuencia crema solar con alto factor de protección y usa ropa adecuada (protección en la nuca, camisas y pantalones transpirables)
Utiliza protección circundante para proteger al resto de operarios ubicando los puestos de soldadura en cabinas y usando pantallas de separación, cortinas de soldadura, etc
Debes señalizar tu puesto con las palabras: “peligro: zona de soldadura”, para advertir al resto de los trabajadores.
RIESGOS ERGON.CAUSASDAÑOSMEDIDAS PREVENTIVAS
POSTURAS FORZADASOperaciones de soldadura con los brazos elevados por encima de los hombros.
Posturas estáticas e incorrectas, mantenidas mucho tiempo, durante la jornada de trabajo
Espacio de trabajo reducido que dificulta la movilidad
Dolores musculares. Lumbalgias. Dolores de espalda. Dolores de piernas.Cambia de postura con regularidad, cuando el método de trabajo te exija esfuerzos musculares o posturas incómodas.
Alterna actividades en aquellos procesos en los que realices esfuerzos prolongados o repetitivos.
Procura que la plataforma tenga una posición adecuada a la operación a realizar, para que puedas mantener posturas cómodas mientras trabajas.
Coloca los elementos necesarios del puesto en lugares accesibles para que puedas realizar la tarea de la forma más cómoda posible.
MOVIMIENTOS REPETITIVOSOperaciones de precisión con herramientas manuales (soplete, electroesmeriladora, taladradora, desbarbadora). 
Vibraciones en el conjunto mano-brazo por utilización de herramientas portátiles eléctricas y/o neumáticas.
Dolores musculares, lumbalgias y dolores cervicales. 
Lesiones de espalda (hernias discales, ciática). 
Síndrome del túnel carpiano (provoca dolor y entumecimiento de la muñeca y de la mano). 
Disminuye la velocidad de los movimientos en las operaciones que conlleven repeticiones y realiza pausas regulares.
En tareas constantes, utilizar herramientas determinadas que puedan manejarse con una mínima fuerza. 
Mantener las manos y los brazos a una temperatura adecuada, los músculos y tendones fríos son más vulnerables a los microtraumatismos.
Intenta apoyar la mano cuando utilices herramientas de precisión.
Utiliza equipos de protección individual (guantes, cinturones, botas) que aíslen la transmisión de vibraciones
RIESGOS PSICO.CAUSASDAÑOSMEDIDAS PREVENTIVAS
ESTRÉSExposición a la violencia, amenazas o intimidaciones. Carga elevada de trabajo.
Condiciones de trabajo físico desagradables o peligrosas
Incertidumbre laboral, poca estabilidad de la posición o el puesto.
Falta de comunicación y cooperación con los compañeros y/o superiores.
 Escasa formación e inexperiencia del trabajador.
FÍSICOS
Tensión y dolor muscular
Indigestión, vómitos, acidez, estreñimiento).
Del sistema nervioso central (trastornos del sueño, debilidad, desfallecimientos).
Cutáneos
Sexuales (frigidez e impotencia). 
PSICOLÓGICOS
Preocupación excesiva y falta de control. 
Incapacidad para tomar decisiones y prestar atención.
Sensación de confusión, desorientación mal humor 
Incapacidad para concentrarse, olvidos frecuentes, bloqueos.. 

Realiza pausas y descansos.
Exige la formación técnica adecuada a tu puesto. 
Comunica a tu superior tus dificultades o carga excesiva de trabajo.
Aprovecha y disfruta de tu tiempo libre
Procura obtener el apoyo social de tus compañeros, de tus familiares y amigos.
Establece una relación de cooperación y colaboración con tus compañeros y/o superiores
INSATISFACCIÓN LABORALMalas condiciones de trabajo y empleo (salario, horario, contratación, descansos, etc.).
Falta de reconocimiento y  adaptación al entorno laboral. 
Tareas monótonas y/o repetitivas. 
Baja autonomía y participación. 
Fatiga.
Insomnio. 
Trastornos del estado de ánimo (ansiedad, angustia, depresión). 
Trastornos psicosomáticos (dolores musculares, cefaleas). 
Absentismo laboral.
Mantener buenas relaciones personales con tus compañeros. 
Comunica tus ideas y necesidades a tus superiores para que puedan responder a ellas. 

Aprovecha las oportunidades de aprendizaje que te brinde tu trabajo.
Aspira a promocionar en la empresa dentro de tus posibilidades.

¿Por qué es importante analizar los riesgos que tiene un soldador?

El principio de prevención determina que la mayoría de accidentes tienen una serie de causas que los ocasionan, y que se pueden evitar reconociendo y observando aquellas que los producen. Por ello es muy importante analizarlos.

Los accidentes en este tipo de trabajo se producen por dos principales motivos:

  • Motivo Humano: relacionado con el comportamiento del trabajador
  • Motivo Técnico: hace referencia a condiciones inseguras o peligrosas en el entorno de trabajo

¿ Qué son los Equipos de Protección Individual (EPI)?

La definición de los Equipos de protección individual viene dada por el Real Decreto 1407/1992 de 20 de noviembre, donde se define como cualquier dispositivo o medio que vaya a llevar o del que vaya a disponer una persona, con el objeto de que le proteja contra los riesgos que puedan amenazar su salud y seguridad en el trabajo, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.

Los equipos de protección individual que tienen que llevar los soldadores estarán compuestos de: 

  • Ropa de trabajo, siendo preferible un buzo completo en lugar de dos piezas de pantalón y camisa.
  • Guantes y calzado de seguridad con puntera y plantilla metálicas. 
  • Pantalla de soldadura (es preferible la pantalla de arnés que la que se aguanta con la mano). 
  • Puntualmente, necesitarán llevar protectores auditivos, delantal, polainas y manguitos de cuero
  • En las tareas que lo requieran, el soldador utilizará gafas contra las proyecciones
  • En caso de realizar trabajos de soldadura de plomo, se dispondrá de una máscara con filtro adecuado. 

En la obra, además, se tendrá que llevar casco de seguridad.

¿Qué es la soldadura?

La soldadura es un proceso por el cual dos o más piezas de metal se unen por aplicación de calor, presión, o una combinación de ambos, con o sin aporte de metal.

El calor puede ser aportado de dos formas:

  • Por una llama, a través de la combustión de gas combustible con aire u oxígeno.
  • A través de un arco eléctrico entre el electrodo y la pieza a soldar o resistencia eléctrica ofrecida por la corriente al pasar entre las piezas a soldar. 

Este tipo de trabajos requiere la utilización de un equipo y maquinaria específicos y un espacio e instalaciones adecuadas ya que conlleva una serie de riesgos muy nocivos para la salud.

¿Todos los materiales conllevan los mismos riesgos para un soldador?

Según el tipo de material que soldamos, va a conllevar una serie de riesgos diferentes, por lo que es necesario observar que riesgos tiene cada uno de ellos:

  • Soldar acero inoxidable

En la soldadura con acero inoxidable el humo que se desprende está contaminado con partículas de cromo y níquel, siendo la inhalación del cromo la más peligrosa. Se debe utilizar un equipo de protección si la concentración supera el valor límite de estos gases.

  • Soldar acero estándar

Este no es uno de los más peligrosos, pero el humo de esta soldadura contiene partículas de óxido de hierro, que pueden producir enfermedades como la siderosis. También pueden desprenderse partículas de otras sustancias nocivas, como flúor y manganeso, por lo que será necesario utilizar un respirador con filtro de partículas, y asegurarnos de mantener el lugar de trabajo correctamente ventilado.

  • Soldar materiales con superficies tratadas

Mediante esta soldadura se desprenden varios contaminantes peligrosos cuya peligrosidad depende del tipo de tratamiento que apliquemos a la superficie.

  •  Al soldar acero galvanizado, se desprenden partículas de óxido de zinc, que ocasionan enfermedades como ‘fiebre del fundidor de zinc’, o fiebre del humo. 
  • Si la soldadura se realiza sobre materiales pintados, se tienen que extremar aún más las precauciones, debido a que muchos tipos de pintura emiten contaminantes altamente nocivos.
  • Cuando el material que queremos soldar se ha tratado anteriormente con un disolvente, o la pintura contiene otros disolventes, se pueden producir gases muy tóxicos que requieren protección respiratoria del soldador, ya sea con un filtro combinado o con un sistema de respiración con aire comprimido.

Post recientes